Los cripto hackers huyen, pero la tecnología no les deja esconderse

Los fondos de los monederos involucrados en el hackeo de Bitfinex de 2016 y el hack de KuCoin de 2020 han estado en movimiento últimamente.

Los hackers son hodlers

El 4 de agosto, Bitfinex, víctima de un hackeo en 2016 en la que perdieron más de 1,3 mil millones de dólares en Bitcoin (BTC) al precio actual, ofreció una recompensa de 400 millones de dólares por información que condujera a la devolución de sus fondos. La propuesta no requería que se llevara a los hackers ante la justicia. Incluso parecía absolver a los hackers si ellos mismos devolvían los fondos a cambio de la recompensa.

Los hackers no estaban interesados. El 16 de agosto, los hackers movieron 467,67 BTC (5,7 millones de dólares) a un nuevo monedero, ignorando la opción de no ir a la cárcel.

Pero como el CEO de Binance, CZ, tuiteó el 15 de octubre, esos hackers son hodlers.

sto fue en respuesta a un tuit el 15 de octubre de Whale Alert que decía que los hackers de Bitfinex movieron 142,2 BTC (1,6 millones de dólares) a un monedero desconocido. Cuatro años después del ataque, los delincuentes todavía no han sido identificados ni han cobrado sus ganancias, al menos de una manera obvia.

El criptoentusiasta Crypto Bull respondió que los hackers probablemente estaban moviendo los fondos para venderlos. Pero dividir el bitcoin robado en sumas más pequeñas solo sirve para enmascarar su origen.

Mientras tanto, KuCoin todavía se está recuperando de un hackeo que sufrió el 26 de septiembre en el que le robaron 150 millones de dólares en criptomonedas.

Rellenando dinero digital bajo el colchón

La razón del aumento del dinero digital bajo el colchón no está del todo claro. Los hackers podrían estar buscando una forma de vender las criptomonedas robadas.

Parte del problema para los hackers de bitcoin estos días es la cantidad de atención que reciben. Dado que los Whale Bots tuitean constantemente sobre grandes movimientos y tienen marcados los monederos conocidos por malversación, es más difícil mover fondos sin que nadie se de cuenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *